El e-learning, o aprendizaje en línea, ha experimentado un aumento significativo en popularidad en los últimos años debido a factores como la mejora de la conectividad de Internet, así como la creciente necesidad de flexibilidad en el aprendizaje. Los Contact Center no son ajenos a esta tendencia y también están adoptando el e-learning como estrategia formativa para sus equipos.

Existen varias tipologías de formación en línea, algunas de las cuales incluyen:

  1. Autoaprendizaje: en este tipo de formación, el estudiante tiene acceso a materiales educativos en línea y puede progresar a su propio ritmo.
  2. Formación síncrona: el estudiante y el profesor están en línea al mismo tiempo y pueden interactuar en tiempo real.
  3. Formación asíncrona: el estudiante y el profesor no están en línea al mismo tiempo y la comunicación se realiza mediante foros, correos electrónicos, etc.
  4. Formación mixta: combina elementos de formación en línea con elementos de formación presencial.
  5. Gamificación: utiliza técnicas de juegos para hacer la formación más atractiva y motivadora.
  6. Microlearning: se basa en la idea de aprender con pequeños fragmentos o unidades formativas, en lugar de sesiones prolongadas.
  7. Formación personalizada: se basa en la idea de que cada estudiante tiene necesidades y habilidades únicas y requiere un enfoque individualizado.

El e-learning puede ayudar en la formación de los equipos de varias maneras, veamos algunas a continuación:

  • Accesibilidad: el e-learning permite a los miembros del equipo acceder a la formación en cualquier momento y lugar, lo que facilita la planificación y reduce los costes de desplazamiento.
  • Flexibilidad: los miembros del equipo pueden avanzar a su propio ritmo y adaptar la formación a sus horarios y responsabilidades.
  • Personalización: el e-learning permite a los miembros del equipo recibir formación específica que se adapte a sus necesidades y habilidades individuales.
  • Evaluación continua: el e-learning permite evaluar el progreso y los conocimientos adquiridos de los miembros del equipo de manera continua, lo que permite identificar rápidamente las áreas en las que se necesita mejorar.
  • Mejora de la colaboración: las plataformas de e-learning suelen incluir herramientas de colaboración, como foros y chats, que permiten a los miembros del equipo compartir conocimientos y experiencias.
  • Ahorro de costes: el e-learning puede resultar más económico que la formación tradicional ya que no se necesitan costosos desplazamientos ni alojamiento.
  • Medible y cuantificable: el e-learning permite medir y cuantificar el rendimiento de los miembros del equipo a través de las evaluaciones y los resultados de aprendizaje.

Destacar que el microlearning se utiliza a menudo como formación en línea, ya que permite acceder a la información de manera rápida y sencilla. También puede ayudar a motivar a los agentes, una vez que les permite ver rápidamente los resultados de su aprendizaje y les proporciona una sensación de logro. En general, el microlearning es una excelente opción para la formación de equipos ya que es escalable, medible y permite una mayor eficiencia en la formación.